Capítulo III – Historias de ventana.

En medio de la monotonía, el aburrimiento y la indiferencia de mi familia, ya que sus preocupaciones se limitaban a los gastos de la casa, presenciaba a través de mi ventana una gran cantidad de historias interesantes; quería contarlas, pero no sabía cómo.