Capítulo IV – El superhéroe del Bronx

Uno de esos tediosos días, mientras jugaba al super héroe en la enorme cama de mi abuela, escuchó llegar a mi tío Didier,  “El pingüino”, inmediatamente se sienta en el comedor, yo lo observo con curiosidad al ver los lápices, colores, pero sobre todo los trazos de mi tío y como con su personaje principal “Didier Man” contaba las historias de lo que presenciaba día a día. Me inspiré para contar esas historias que acontecían a través de mi ventana y para crear a mi super héroe “Meyerman”.