Capítulo XII – Inspiración musical.

Durante el siguiente diciembre, hicieron varios conciertos de RAP en el Bronx, la cuadra ya no parecía la de un barrio normal, había bareques, jibaros, campaneros, indigentes; además el consumo de “bichas” era cada vez mayor, y la estigmatización iba en aumento.

Desde mi ventana tenía vista VIP del concierto, mis sentidos se alteraron por el humo de los “baretos” que subía, en medio de las extrañas sensaciones me di cuenta de que el ritmo de la música y las potentes rimas despertaban algo en mí que hasta el momento no había sentido, la pasión por la música urbana.

Desde ese día ensayaba a diario, en la soledad de mi cuarto frente al espejo, en esos momentos era solo un pasatiempo, incluso me avergonzaba que alguien me viera durante mis ensayos.

Ilustración Meyerman 2020