Biografías de Miembros de Arcupa

Biografías de Miembros de Arcupa

John Helbert Bernal Patiño

P1110488.jpg

John Bernal es fotógrafo, gestor cultural independiente, y artista en procesos comunitarios, dirigidos al reconocimiento del territorio y la construcción del tejido social durante veinte años en la localidad de Mártires en Bogotá, acudiendo a la fotografía y la antropología como herramientas de construcción de sociedad. Conocido por caminar la localidad de los Mártires en las noches desempeñando su investigación de Reconocimiento de Territorio, Bernal también es el autor del premiado proyecto audiovisual  nombrado “Yerbas para todo,” (2009) que visibilizó la vida mercantil de la Plaza de las Hierbas en Samper Mendoza. Durante la última década, Bernal estableció varios círculos audiovisuales para jóvenes del Bronx, Plaza de España, y las Cruces, en los cuales enseñó y desarrolló procesos audiovisuales y artísticos, y produjo con los participantes de los círculos – y en asociación con el festival de cine El Espejo – varios cortos premiados como Suburbio Capital, 2014 (realizada con los niños del Bronx), y El Espíritu del Túnel, 2014 (con los niños de Plaza España), y más recientemente dirigió el  proceso de la realización de una película titulada Atrapados, 2016 con los niños del Barrio la Pepita y Plaza España, y en Colaboración con Populus, en el cual los niños representaron como algunos adultos intentaban atraparlos en el consumo y venta de droga. Anteriormente, Bernal también fue profesor de procesos artísticos en CLAN Mártires con Idartes, y fundó La Rogadera (1998-2005), una compañía de teatro social ubicada en la comunidad del Voto Nacional. Es fundador de “ARCUPA, la Otra Mirada,” una fundación para realizar reconocimiento de territorio a través de procesos artísticos con los jóvenes y la población del sector, estableciendo tejido social con niñ@s con el propósito de hacer buen uso del tiempo libre y a su vez generando pertinencia en el territorio y vinculando los jóvenes con los procesos de ARCUPA y potenciarlos en sus sueños con la pretensión de conseguir becas para sus estudios. Para aprender más sobre la fascinante historia de la fundación de Arcupa y el trabajo de John Bernal, acuda a Historia de Arcupa.

Algunos trabajos son :

  • Participante de Ciudad Imaginada
  • Archivo de Bogotá  2005
  • Premio lugares Comunes  Yerbas para todo¨
  • Secretaria de cultura 2009
  • Proceso película El Bicho grabada con niños del Bronx
  • En el marco del festival de cine El Espejo 2013
  • Premio especial del jurado por formación de públicos
  • Con la película Suburbio Capital realizada con niños del Bronx
  • Y El Espíritu del Túnel con niños de Plaza España
  • Festival de cine el Espejo 2014
  • Congreso nacional de Antropología  2015 – Ponente ¨Proyecto Yerbas para todo¨
  • Proceso película atrapados con niños del Barrio la Pepita y Plaza España, en Colaboración con Populus 2016
  • Fotógrafo Proyecto CLAN –  IDARTES 2014 2017
  • Fotógrafo de producción feria del Libro 2018

Diana Gómez

13131593_10154850968063242_8844911587241010701_o

Texto escrito por Diana Gómez.

Antropóloga social y visual. Participa en Arcupa. La otra mirada desde 2016. Anteriormente hizo parte del El Eje: Creatividades Colaborativas en el desarrollo de metodologías e investigaciones sobre tecnología para movimientos sociales. En sus investigaciones ha procurado la integración de lo audiovisual con la antropología, así se ha enfocado en el estudio de la cinematografía colombiana y ha realizado encuentros de producción de cortometrajes. Es miembro fundador del CineClub el Barco que funcionó durante casi 9 años en la Biblioteca Virgilio Barco, trabajó en el desarrollo de una pedagogía audiovisual para la formación de públicos y desarrolló metodologías para la producción de cortometrajes y actualmente organiza el Encuentro de Antropología Visual en San Agustín (Huila, Colombia). Ha producido trabajos audiovisuales con: Biblioteca Virgilio Barco (Bogotá), casa de la cultura de San Basilio de Palenque (Bolívar, Colombia), UNSAAC-Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco (Cusco, Perú), Casa de la cultura San Blas (Cusco, Perú), CAAY- Comunidad Audiovisual Abya Yala (miembros de varios países latinoameticanos), Grupo de Etnología Urbana (GEU/NAU/USP, Brasil).

Como egresada de la Universidad de São Paulo (Brasil) actúa en GRAVI- Grupo de Antropología Visual, NAPEDRA- Núcleo de Antropología, Performance e Drama. Recientemente finalizó el proyecto de investigación“dinámicas urbanas indígenas en la Amazonia- Orinoquia colombianas” del ICANH-Instituto Colombiano de Antropología e Historia, un proyecto que intercambio de conocimiento y construcción de redes. Actualmente es estudiante de doctorado en la Universidad de São Paulo (USP-BR) en el área de antropología urbana, donde realiza una investigación sobre jóvenes indígenas en contextos urbanos.

Michael Bernal

26170257_1129189107218467_6548783782452378167_o

Texto escrito por Michael Bernal.

Soy Michael y tengo 19 años y mis intereses son viajar conocer el mundo. Yo he conocido el trabajo de Arcupa desde que era niño cuando mi papa (John Bernal, el de la izquiera en la foto)) formaba parte del grupo de teatro social La Rogadera (hay muchas fotos de esa época en las que yo soy un recién nacido). Yo también acompañaba a mi papá en sus recorridos nocturnos cuando era pequeño. Recuerdo muy bien que durante muchísimos años mi papá antes no cobrará por las caminatas, y que cuando se acababa algún recorrido los que habían acompañado hacían vaca y compraban 1 pollo para compartir. Y también me acuerdo que yo me quedaba dormido en la Plaza de las Hierbas al finalizar los recorridos porque estaba muy cansado y allí me sentía muy tranquilo. Para mí, Arcupa significa una verdadera perspectiva sobre las calles y los lugares estigmatizados de Bogotá. Es un proyecto por la que mi papá ha trabajado toda su vida. Para mí el trabajo importante de Arcupa es mostrar la otra mirada, reiterando la necesidad de quitar esos estigmas de la calles de Bogotá. En Arcupa he realizado trabajos tanto de diseño y creación como animación del logotipo. Ahora me encuentro estudiando un tecnólogo en producción de multimedia.

CAMERA
Foto: Aquí estoy yuo Michael Bernal en un recorrido nocturno de Arcupa que acabó en la plaza de las Hierbas. Foto John Bernal

Meyer Cuellar Esneider Martínez

Texto escrito por Meyer Cuellar (egresado del Círculo Audiovisual del Bronx), y ampliado con las respuestas de una entrevista oral elaborada por Chloe Ireton, y después Meyer y Chloe (en colaboración) hicieron las ediciones finales al texto de esta biografía (Nov. 2018).

6.6
Meyer Cuellar, acompañando una caminata nocturna con Arcupa, Agosto 2018. Foto por Andres Vargas

Mi nombre es Meyer Cuellar. Tengo 19 años de edad y gran parte de mi vida la he vivido en el ex famoso sector del Bronx el cual llegue con seis años de edad y donde viví hasta que el Bronx fue desalojado en mayo del 2016. Esa mala fama del sector fue uno de mis motivos para salir de allí, pero a pesar de tantas negatividades y espejos, al pasar el tiempo fui conociendo otra versión del lugar, que me permitió conocer otra versión de mi vida.

Yo empecé a dibujar o “a rayar” por decirlo así cuando veía a mi tío dibujando, que también se la pasaba dibujando comics de historias que le pasaban a él diariamente en el Bronx. Como no había más que lo incentivará a uno a hacer otra cosa, o tal vez que no le llamara la atención a uno, yo empecé a seguirle a mi tío, y a botarle la corriente al dibujo, y a practicar. Una vez me pasó un accidente: un día hubo una invasión de una batida, que es cuando entraba un camión de policías al Bronx para llevarse a todos los indigentes que estaban allí y eso creaba una asonada, ya que resultaba en una estampida de habitantes huyendo de la policía para que no fueran atrapados. Ese día de la invasión, yo me encontraba en media de todo eso, ya que estaba vendiendo cañitas con mi primo el pequeño. En un momento los policías de la batida me llevaron por enfrente y me partieron la clavícula. Aunque fue difícil, yo seguí dibujando hasta que me mejoré. Y seguí rayando hasta que le fui tomando forma al dibujo. Empecé a dibujar comics sobre historias cotidianas que le pasaban a uno en el Bronx, y lo que le sucedía a uno a su alrededor. Basándome en esas historias, me ponía a trabajar y diariamente dibujaba una página y media de un comic (solía tardar 3 días en terminar cada comic). Durante los años de mi adolescencia que habité el Bronx, terminé unos 30 comics sobre pequeñas historias de la vida cotidiana de ese lugar, pero bote casi la mitad cuando salimos de allí. Todavía conservo unos diez comics de esa época. Toda la vida también me ha gustado cantar, pero no me había  arriesgado, sino hasta hace poco que empecé a cantar con un amigo.

Cuando yo era un niño en el Bronx, me di cuenta por medio de unos amigos, que allí en la iglesia del Voto Nacional ofrecían talleres para niños. Entonces yo empecé a asistir a las clases. Poco a poco, fui aprendiendo más con mis amigos del barrio, que también constantemente iban allí para distraerse de tanta locura que había en ese sector, alejándonos de tanto mal y vicios. Fue allí, cuando tenía aproximadamente 12 años, que conocí a John Bernal, aquella persona que durante mi crecimiento fue como un padre, quien  se desempeñaba en ese momento como profesor de artes plásticas de una fundación en la iglesia del Voto Nacional. John nos dictaba clases de artes plásticas, cosas así como: malabarismo, teatro, jugábamos con las pelotas, dos palitos y un rollito que da vueltas (diabolo), dibujos, y lo que tenía que ver con plastilina, y talleres en grupo. Yo iba como para distraerme y salir de esa monotonía. Aprendí a manejar temas del circo, aprendí a fortalecer más mi habilidad en el dibujo. Gracias a eso, muchos de nosotros no fuimos esclavos. Me refiero a la esclavitud como monotonía del sitio, ya que por ir a los talleres del Voto Nacional, no fuimos esclavos condenados a siempre hacer lo mismo y estar involucrados en lo mismo, sino abriendo el espacio de la mente a otras cosas.

33751427_10157458085963242_8495066804610138112_o
Dibujo del sector del Bronx, por Meyer Cuellar

Después de conocer a John Bernal en los talleres de la iglesia del Voto Nacional, John decidió establecer un Círculo Audiovisual en el Bronx con mi parche. Uno de nuestros proyectos fue la realización de un corto llamado El Bicho, que la hicimos en colaboración con Todo Copas. Yo todavía era muy niño con 13 o 14 años, pero logré jugar un papel como líder en ese proyecto. Realmente de todos los proyectos artísticos que he hecho, ese primer corto de El Bicho, es el que más me gustó y me sentí bien en cierta manera, pues porque estando tan pequeño, tuve la oportunidad de viajar, conocer otro sitio, y compartimos buenos momentos tanto con John Bernal, como con los de Todo Copas. A parte de la experiencia de participar en la producción del video del Bicho que hicimos con Todo Copas y todo lo que aprendí sobre temas del audiovisual, yo fui el encargado de que los pelados del Bronx asistieron a la producción, de buscarlos, y de convencerlos a que llegaran. Entonces, yo tuve una constancia allí para que ese proyecto se pudiera terminar. Fui un líder en mi parche del Círculo Audiovisual del Bronx en ese momento.

unnamed gf
Este soy yo, a la izquierda en la foto, manejando a los pelados de mi parche, durante uno de los días que grabamos El Bicho en el Bronx en el 2013

Y aquí puedes ver mi primer Corto y mis dibujos para la historia, en El Bicho,

Corto: El Bicho. 2013

Este cortometraje fue realizado en los talleres de formación audiovisual ¨ MI BARRIO ES EL ESCENARIO ,¨ que realizó el Festival Internacional de Cine No Violencia y Medio Ambiente, en el marco del Festival Internacional de Cortometrajes y Escuelas de Cine El ESPEJO en coproducción con Arcupa y el Circulo Audiovisual del Bronx.

Poco a poco fui conociendo más a JOHN BERNAL, tanto así que obtuve un lugar en ARCUPA, ese proyecto que poco a poco ha venido abriéndose paso y con ideas para brindar un mejor futuro para jóvenes como nosotros. Fue de tanto impacto que llegue a ser parte de la fundación y obtuve empleo con ella. Ahora, me desempeño, como profesor en el Círculo Audiovisual de las Cruces, y a la vez me gusta porque me hace recordar los talleres con John de cuando yo era muy pequeño en el Voto Nacional, y entonces eso me anima y me hace sentir como cierta conexión con los niños y saber cómo manejarlos un poco. En los talleres de las Cruces, me desempeño enseñando a los niños y niñas sobre lo que es el dibujo, e intento orientarlos un poco más; buscar tal vez los gustos de ellos, enseñarles a fortalecer sus gustos, tal vez en lo audiovisual o artísticamente, dependiendo.

Yo sigo con la labor como tallerista en las Cruces, porque me parece muy importante la educación social. Si Arcupa llega a crecer como se tiene pensado, la idea es ayudar a ciertos jóvenes que están juiciosos y terminan su bachillerato a que tengan una oportunidad de trascender más y seguir estudiando, sin tanto complique. Entonces me parece muy bueno porque es algo que en parte le va a ayudar a la comunidad a tomar consciencia, mostrando todo el trabajo que tal vez ya pasó conmigo, experiencias y fortaleciéndose con las que se van construyendo.

También trabajo con Arcupa como acompañante en los recorridos. A través de los recorridos he podido enfocarme en los conocimientos que me brindan las personas con quienes caminamos y así mismo ellos aprenden desde mi experiencia sobre el territorio, que es una zona “caliente”. También los recorridos se nutren de la experiencia de John y otros habitantes de calle que nos acompañan en la mayoría de los recorridos, mostrando ese otro mundo negro que ellos sí vivieron desde el principio y brindando un poco más de tranquilidad a las personas que nos acompañan. Hago un acompañamiento, en parte para dar una cierta seguridad al grupo, y estoy pendiente de que las personas estén bien, se sientan un poco cómodos, más tranquilos. El significado que han tenido los recorridos para mí, es conocer nuevas personas, nuevos pensamientos, y a veces camino con personas que me aconsejan sobre los estudios, la moral  o muchas otras cosas. Yo elegí publicar este dibujo que elaboré porque siento que representa lo que se ha construido con Arcupa, y toda la experiencia que he adquirido con todas las personas con las que he caminado.

IMG-20181110-WA0032
Dibujo elaborado por Meyer, el cual él eligió para publicar aquí como una imagen que representa lo que significa Arcupa en su vida.

Siento que mi trabajo en Arcupa acompañando las caminatas, involucra una forma distinta de ver la calle. Al caminar yo tomo consciencia del territorio en el que siempre he vivido y he aprendido a dejar de mirar de frente, sino mirar un poco más hacia arriba y para los lados, y a reconocer esa historia que yo no conocía ya viviendo allí mucho tiempo. Creo que el acto de caminar le hace a uno abrir un poco más la mente. Creo que las caminatas son importantes ya que se ha visibilizado (a parte de la problemática y el vicio de la zona) que en esas zonas hay familias (y en esa categoría me incluyo yo), y que en ese tipo de zonas estigmatizadas siempre va a haber niños, gente inocente, familias que por alguna razón llegaron allí sin tener culpa. Para las familias que residen allí, cada cual tiene una versión de su realidad, una historia distinta de porque llegaron allí, de cómo han querido progresar, de que les ha enseñado ese sitio, y de porque una mascota llegó allí a acompañarlos.

A John lo describiría como un ejemplo a seguir, pues porque es una persona que en sus cosas es seria, camellador, bueno entre muchas otras cosas. Desde pequeño ha sido un buen amigo para mi, una persona en la que sentí que podía confiar, y me podía apoyar. Hasta el momento John ha sido como un padre para mi, una persona que ha estado allí constantemente en mi vida, que es algo que hay que agradecer.

Hace varios años, produje con mi parche (del Círculo Audiovisual del Bronx) un corto que se llama Suburbio Capital, y en ese momento hablé sobre un sueño que tenía de producir una película sobre una familia pobre que se muda a una nueva casa y crear una historia sobre su vida cotidiana, sus miedos, y sus sueños. Aquí puedes ver el video y mis dibujos para la película:

Corto: Suburbio Capital. 2014

Escuelas de Formación audiovisual, El Espejo K- minantes, La Muma de Brasil, Arcupa – Circulo audiovisual del Bronx

Ahora, después de varios años, sigo pensando en realizar un corto más o menos de lo que hablé allí en Suburbio Capital; pero ahora también me gustaría ahorrar, quiero viajar, quiero pasar una temporada en otro lado, y si dios quiere, regresar y quizás empezar un negocio. ¡Estoy aún acomodando mi desorden de metas!

2.7
Meyer Cuellar en el público en un conversatorio titulado “Historias Desde Los Márgenes, Pasado Y Presente,” conversación en la que John Bernal (ponente) presentó un fragmento del corto “Suburbio Capital.”  Librería Luvina (Bogotá),  Agosto 2018. Foto por Andres Vargas.

Malory Dayane Caro Rodriguez

Texto escrito por Malory Dayane Caro Rodriguez, estudiante del Círculo Audiovisual de La Pepita

Yo Malory Dayane Caro Rodríguez tengo 13 años y soy parte de este proyecto llamado Arcupa. El proyecto Arcupa aporta mucho aprendizaje a niños y niñas jóvenes de mi localidad Mártires. Todos hemos trabajado con John Bernal, y el nos ha aportado aprendizaje tanto como audiovisuales, artes, cultura, teatro y mucho más. El nos ha enseñado que todo es posible en la vida, y que nuestras metas se pueden cumplir porque él ya cumplió la suya, ser parte de este maravilloso grupo llamado Arcupa.

Para todos nosotros los que conformamos parte de Arcupa es muy especial la unión del grupo, ya que todo es más fácil en grupo, y cada día más personas se unen en esta hermosa aventura para elegir su camino a la grandeza. Hemos realizado muchos proyectos como Atrapados, el túnel, el bicho y muchísimos más proyectos. John Bernal es un gran productor además de amigo y confidente.

34215741_10157472081873242_29760159106465792_o.jpg
En la fotografía Malory en la cámara realizando un ejercicio fotográfico con los niños de las Cruces.

El proyecto Arcupa es un proyecto que aporta a toda la comunidad de Mártires un poco de cultura, unión y compañerismo. Es un grupo divertido y trabajador. La meta de este grupo es evitar que nuestra juventud entre al consumo de drogas como solución de sus problemas. En el proyecto que realizamos llamado Atrapados, exploramos un ejemplo de cómo se puede engañar a la juventud para que entre en las drogas. Aquí puedes ver el corto de Atrapados, en el cual representamos la esclavitud de la droga a través de una bruja metafórica:

Corto: ATRAPADOS. 2016

Video producido junto a las niñas y niños de la Localidad de los Mártires. Con apoyo de Populus y realización de Arcupa. Un corto de ficción que busca alertar a las personas de la Localidad sobre la problemática de la distribución de drogas a niñas y niños de la Localidad. Aboga por la felicidad y el juego infantiles como una alternativa real a las problemáticas que se viven en el barrio.

Este proyecto de Arcupa es muy importante para la localidad de los Mártires, ya que en esta localidad hay altos niveles de drogadicción en la juventud y adolescencia.

Para finalizar, John Bernal es una persona trabajadora, honesta, y amistosa. El proyecto Arcupa es un ejemplo de vida que nos enseña a tomar decisiones y nos muestra un camino para cómo ser una persona buena o mala. Todos se pueden unir a este proyecto,no importa como eres o tu edad, solo importan tus metas que quieras seguir TODOS FORMAMOS PARTE DE ARCUPA.

Ahora estoy experimentando con procesos de Youtubers. Yo pedí a Arcupa que me ayudara a realizar mi primer video de YouTube, que lo puedes ver aquí.

Corto: Como ser un Youtuber. Experimentando con procesos de Youtube. 2018

 

Diana Mabel Prieto

Escribe Mabel Prieto tallerista y empoderadora del proyecto.

EXPERIENCIA DE VIDA EN LA FUNDACIÓN ARCUPA

Tuve la fortuna de realizar  con el apoyo de la fundación Arcupa en cabeza de su director John Bernal mi trabajo de grado, el cual fue un proceso significativo y maravilloso que se desarrolló inicialmente en la Plaza España con niños y jóvenes. Partiendo de las necesidades de ellos  y con un principio fundamental, empoderarlos como sujetos de derechos usando como herramienta dinamizadora la lúdica y el arte de forma indisciplinar. Este proceso continuó después de mi grado y se extendió a otros espacios locales como la calle del Bronx donde se brindó la oportunidad a los niños  y jóvenes de participar en talleres de literatura, audiovisuales y caricatura.

En el año 2013 Arcupa fue ganador del concurso comparsas distritales por la localidad de los Mártires y puso su toque particular y único, haciendo un proceso de tejido social donde los actores eran reales (naturales) y contaban desde su corporalidad su tradición oral, la historia local y la verdad que `pocos conocen, esa riqueza patrimonial que supera el valor económico porque lleva la pujanza de su gente y el arraigo a sus raíces de manera diversa, ya que en ellos confluyen los saberes de todas las regiones de nuestro país.

La fundación Arcupa se ha caracterizado por tener un carácter social que abre su puerta a estudiantes y profesionales para que en ella se desarrollen no solo a nivel académico sino  como seres formadores y generadores de cultura que sin lugar a dudas logran un cambio transformador en muchos de los seres que comparten estos espacios.

BIO

Yo Diana Mabel Prieto Guevara soy una docente integral, pedagoga convencida de que el aprendizaje se adquiere a partir de las experiencias y vas más allá de un aula de clase limitada por muros de cemento. Para mi es fundamental escuchar como ven el mundo los niños desde su imaginación sin   coartar su espíritu libre.

La educación en la actualidad debe ser un agente transformador y creador que debe ir de la mano de los deberes que cada persona adquiere consigo mismo y su entorno.

Sin duda el arte ha hecho un cambio en  la metodología que genero al momento de compartir con niños y niñas donde ellos son libres expresando sus aprendizajes previos que se complementan con las experiencias que solo el arte puede brindar.

La transformación social está en manos de los docentes que somos la primera voz que escucha nuestra infancia y sin duda puede influir positivamente  en lo que será su adolescencia y sus años de juventud. Este fin solo se logrará el día que lo veamos como un acto profundo que traspasa el hecho de ser un trabajo para convertirse en un legado.